El libro de las ofensas

Podrá parecer mentira pero es cierto. Hay personas que tienen comportamientos o complejo de adolescentes, que no maduran nunca, porque, de pronto, alguien que consideras algo más que conocida, casi una amiga, saca de debajo del brazo el libro de las ofensas.

Me refiero a esas ofensas que ella “sufrió” por mi culpa: “porque el día…., tu me hiciste” …, o “tu no me llamaste para ir a …”, o “no me miraste…, o me miraste mal…, “y no me lo niegues, porque lo se de buena tinta…”

No solo lo mantiene en la memoria, sino que además son hechos de una antigüedad que tú ya no recuerdas y que ellas alimentan y engordan según sus intereses. Con lo fácil que es vivir y convivir. Está claro que soy una malvada. Menos mal que todo el mundo no piensan igual.

Anuncios

Acerca de tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.
Esta entrada fue publicada en Dibujos. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El libro de las ofensas

  1. La estupidez abunda, querida amiga, y conozco muy bien de lo que hablas. La gente se enfada y hay que dejarla de lado, deseando que se contente por su propio bien… Y si no lo hace pues la distancia o el silencio es el remedio. Pero eso si, duele que exista gente así. Muy bello el dibujo del enfado. Me ha gustado mucho. Besos.

    • Hola Guapa. Realmente la relación entre esa persona y yo creo que ya está pasando a la historia…, los agravios pesan mucho para “andar cargando con ellos”, así que como tú dices, el silencio y la distancia son las herramientas. Un fuerte abrazo.

  2. Normalmente, cuando alguien tiene comportamientos como los que citas, acentuando los reproches y los recuerdos negativos, suele ser por “neuras” e “historias” no superadas.

    Siento ser tan brusco, pero en mi opinión alguno de esos casos los consideraría como tóxicos…

    Para tener más información al respecto, recomiendo la lectura de un interesante y útil libro de Espido Freire: “Los malos del cuento”.

    • Si, Carlos, esas personas son tóxicas y la distancia (como apunta Julie) suele ser la mejor medida.
      Las relaciones cambian y como dice un mensaje. “Unas veces gano, otras aprendo pero nunca pierdo”.
      Un abrazo.

  3. Borgeano dijo:

    Quejarse por todo es la nueva moda de los millenial y también de muchos otros que peinan canas. Yo detesto a la lágrima fácil (hace poco escribí una entrada titulada así “El poder de la lágrima fácil”) y cada día me produce más rechazo. Eso hace que se les vuelva en contra sus intenciones, aún a pesar mío.

    un abrazo.

    • Tienes razón. La lágrima fácil es un recurso para evitar responsabilidades. Creo que estamos rodeados de personas infantilizadas que no asumen negativas o derrotas. Casi hay que decirles: “Madura hombre”. Un abrazo.

  4. CARMEN dijo:

    Estamos rodeados de personas como las que dices y lo peor que muchas veces te dan unas ganas locas de hacerlas madurar. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s