Estética.

Varias veces he hablado de la necesidad de dar una buena imagen ante sí mismo y ante los demás, no es nuevo, e incluso considero que algunos “retoques” estéticos pudieran ser necesarios para las personas. Unos dientes sanos  y alineados, unas uñas cuidadas o un pelo bien peinado parece ser que dicen mucho más de cada uno de nosotros que todo aquello que podemos contar o decir.

fsadasdadasd.jpgViene a cuento todo esto porque, a veces, parece ser que nos olvidamos de ello y que “somos tan naturales” que olvidamos la imagen que debemos presentar, y más todavía, cuando alguien representa un puesto determinado en una empresa o en la sociedad.

Me preocupa que la imagen estética de paso a “da igual, no hace falta” porque significa que el respeto por todos y cada uno de nosotros se está perdiendo y nos volvemos chapuceros, descuidados o quizás sucios. En Mafalda, resulta divertido pero…

 

 

Anuncios
Publicado en Comentarios | 2 comentarios

Trasmoz.

Trasmos  está el epicentro de un gran número de leyendas bajo el influjo de la montaña más alta del Sistema Ibérico, el Moncayo y el no menos misterioso Monasterio de Veruela donde Gustavo Adolfo Bécquer, escritor romántico, vivió para curar su tuberculosis y escribir “Cartas desde mi celda” y bastantes leyendas.

Ya conocía la leyenda negra de Trasmoz y en 1863 escribió: “Los sábados, después de que la campana de la iglesia dejaba oír el toque de las ánimas, unas sonando panderos y otras, añafiles y castañuela, y todas a caballo sobre escobas, los habitantes de Trasmoz veían pasar una banda de viejas, espesas como las grullas, que iban a celebrar sus endiablados ritos a la sombra de los muros de la ruinosa atalaya  que corona la cumbre del monte”.

0.jpgUna de las historias que se cuenta sobre Trasmoz es que un sacristán de Tarazona ( provincia de Zaragoza) fabricaba moneda falsa y así evitaba las visitas de curiosos para su negocio. Sin embargo, la presencia de brujas ha quedado documentada  en antiguos legajos.

Pero no todas las brujas eran malas, la “tía Galga” y su hija son recordadas con cariño porque daban solución a muchos problemas de salud aplicando remedios con plantas.

En Trasmoz se respeta la tradición del Día de las ánimas, donde se dice que es necesario encender una vela por cada uno de sus muertos dentro de una calabazas agujereadas y que se colocan en el camino, parece que esta tradición se remonta a tiempo celtas (no tiene nada que ver con el “Halloween” importado de EE.UU) y se completan con rezos y toques de campana. Alrededor de esta tradición se ha originado “La luz de las ánimas” que se celebra el primero de noviembre.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Calor

Hace calor, las personas buscan la sombra cuando tienen que salir de casa o se encierran en ella con el aire acondicionado. Nunca estamos contentos con el tiempo…, pero ¡si es lo que tiene que hacer, estamos en el mes de julio!IMG_20180701_162440.jpg

Hay otra forma de superar las altas temperaturas, la playa, la montaña, los búcaros y  los abanicos. Antes, todas las señoras que se preciaban de tal, llevaban su abanico en el bolso y lo movían con un garbo difícil de superar.

Había un lenguaje referido a ese complemento, cómo se comunicaban los enamorados cuando otros los vigilaban, cómo decir que no querían verse o que le esperaran en el jardín, etc. No tengo suficiente conocimiento de esa comunicación, me pilló un poco tarde…, pero es cierto que existió.

IMG_20180701_161951.jpgRecordando viejos tiempos más románticos y menos mecánicos os hago esos dibujos. Son diferentes castillos, hechos a plumilla, y que tienen el encanto de lo antiguo pero no por ello, viejo.

En las veladas donde todavía se sientan las mujeres “a la fresca” porque han terminado sus tareas o están de vacaciones en el pueblo, para ellas, los recuerdos, nos pueden refrescar.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

¿Sin wi-fi?

Mi viaje en tren Ave discurre sin problemas, los auxiliares de viaje nos facilitan los auriculares. Un viajero pregunta cómo puede conectarse con la wi-fi en el trayecto. “Lo siento señor, en este trayecto no existe la posibilidad de ese servicio”. ¿Cómo es posible de que no exista?, me dijeron que debería hacer transbordo de tren y es demasiado no disponer de la red wi-fi. “Caballero, este tren es directo, no deberá hacer transbordo”.

IMG_20180411_095737.jpgEl viajero está sentado muy cerca y lo escucho, al principio se muestra “ofendido”, después se tranquiliza porque no va a tener la incomodidad de cambiar de tren. (desconocía el trayecto, lo que demostraba su falta de información) ¿A qué extremo hemos llegado de no saber utilizar otros entretenimientos (leer, ver el paisaje, incluso dormitar, ir a la cafetería o charlar con el vecino de asiento) para necesitar los juguetes electrónicos y sentirnos seguros?

Qué nos preocupa, ¿llamar la atención como alguien importante que necesite estar conectado continuamente? ¿Ya no recuerda cómo eran los viajes en tren?

Es muy curioso observar a la gente.

Publicado en Reflexiones | 4 comentarios

¿Por qué a mí?

Estoy leyendo el libro de Virginia Woolf “Una habitación propia”. Ya se que murió en 1941, es decir, el siglo pasado y que algunas cosas nos pueden parecer anticuadas pero…, ¡No tanto!

El hecho de que aquella mujer se planteara que para poder tener una vida intelectualmente independiente eran necesarias dos cosas: “Tener dinero y una habitación propia” es increíblemente cierto.

imageTener un espacio que no fuera la cocina, el comedor o la sala de estar, sino un espacio donde pudiera trabajar, leer, escribir o dedicarse a sus hobbies (perdón por el anglicismo) sin tener que recogerlos cada vez que se necesitara ese espacio común.

Mi amiga que vive con su madre y un hermano, me comentaba algunas veces que la madre le preguntaba “¿vas a tener extendido el puzzle (o las pinturas, o el cuaderno de dibujo) mucho tiempo?, porque si viene alguien y la casa no esta recogida…”

El problema surgía con las prioridades e intereses. Para su madre era importante tener todo en orden…, ( e incluso justificaba el desorden del hijo porque tenía mucho trabajo) pero para mi amiga, la necesidad de relajarse con actividades lúdicas después de una jornada laboral no le parecía “justificado”.

Publicado en Dibujos | 4 comentarios

¿Futbol o compras?.

Veo las noticias en televisión y puedo escuchar que cada día, en la banda horaria de más audiencia, todas la cadenas dedican entre 20 y 30 minutos al futbol. Si la lesión de X, o el contrato de Y, o el fichaje o la rescisión de Z  son temas de un interés informativo que raya en el absurdo.

image¿Cómo veríamos que se ocuparan los mismos minutos en explicar cómo comprar tal o  cual modelo de la última temporada o cómo conjuntarlo? …, y eso que estamos en una sociedad de consumo… Pero las compras de “trapitos” son algo poco relevante y sin importancia, porque no afecta a la “masa de aficionados” que arrastra el futbol aunque ¿acaso a estos les condiciona la vida, los saca de pobres o es más relevante que alguien pueda decir A o B  o tenga la habilidad de darle patadas a un balón? ¿Por qué nos preocupamos tanto de un deporte-negocio?. Claro, será por eso.

No soy una seguidora ni del futbol ni de la moda, pero me recuerda aquel mensaje que me enviaba un amigo y decía: ” No olvides nunca que sabes leer y escribir gracias a un maestro y no a un futbolista”.

 

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

¿Casas de papel?

Realmente las viviendas son para proteger a las personas de la intemperie, del frío o del calor, de la lluvia y de la intimidad que dentro de cada casa debe ser protegida por los miembros de la familia. Quizás sea la intimidad lo más importante para proteger en la vivienda.

Pero a veces, nos olvidamos de que “los trapos sucios se deben lavar en casa” y los malos modos, los portazos y los gritos traspasan esas paredes finas que en las viviendas de las ciudades son bastante comunes aunque hayamos pagado a precio de oro, porque realmente su calidad de aislamiento no corresponden con lo que prometen ni lo que esperamos.image

A nadie se le escapan las casas antiguas donde los muros protegían de la intemperie, no hacía falto ni el aire acondicionado ni la calefacción, existía un micro-clima que caldeaba toda la vivienda y protegía, de oídos extraños, los problemas de sus habitantes…., pero nos hemos vuelto muy modernos y hemos olvidado que hay que aprender de las viejas casonas.

 

Publicado en Dibujos | 2 comentarios