¿Sin wi-fi?

Mi viaje en tren Ave discurre sin problemas, los auxiliares de viaje nos facilitan los auriculares. Un viajero pregunta cómo puede conectarse con la wi-fi en el trayecto. “Lo siento señor, en este trayecto no existe la posibilidad de ese servicio”. ¿Cómo es posible de que no exista?, me dijeron que debería hacer transbordo de tren y es demasiado no disponer de la red wi-fi. “Caballero, este tren es directo, no deberá hacer transbordo”.

IMG_20180411_095737.jpgEl viajero está sentado muy cerca y lo escucho, al principio se muestra “ofendido”, después se tranquiliza porque no va a tener la incomodidad de cambiar de tren. (desconocía el trayecto, lo que demostraba su falta de información) ¿A qué extremo hemos llegado de no saber utilizar otros entretenimientos (leer, ver el paisaje, incluso dormitar, ir a la cafetería o charlar con el vecino de asiento) para necesitar los juguetes electrónicos y sentirnos seguros?

Qué nos preocupa, ¿llamar la atención como alguien importante que necesite estar conectado continuamente? ¿Ya no recuerda cómo eran los viajes en tren?

Es muy curioso observar a la gente.

Anuncios
Publicado en Reflexiones | 4 comentarios

¿Por qué a mí?

Estoy leyendo el libro de Virginia Woolf “Una habitación propia”. Ya se que murió en 1941, es decir, el siglo pasado y que algunas cosas nos pueden parecer anticuadas pero…, ¡No tanto!

El hecho de que aquella mujer se planteara que para poder tener una vida intelectualmente independiente eran necesarias dos cosas: “Tener dinero y una habitación propia” es increíblemente cierto.

imageTener un espacio que no fuera la cocina, el comedor o la sala de estar, sino un espacio donde pudiera trabajar, leer, escribir o dedicarse a sus hobbies (perdón por el anglicismo) sin tener que recogerlos cada vez que se necesitara ese espacio común.

Mi amiga que vive con su madre y un hermano, me comentaba algunas veces que la madre le preguntaba “¿vas a tener extendido el puzzle (o las pinturas, o el cuaderno de dibujo) mucho tiempo?, porque si viene alguien y la casa no esta recogida…”

El problema surgía con las prioridades e intereses. Para su madre era importante tener todo en orden…, ( e incluso justificaba el desorden del hijo porque tenía mucho trabajo) pero para mi amiga, la necesidad de relajarse con actividades lúdicas después de una jornada laboral no le parecía “justificado”.

Publicado en Dibujos | 4 comentarios

¿Futbol o compras?.

Veo las noticias en televisión y puedo escuchar que cada día, en la banda horaria de más audiencia, todas la cadenas dedican entre 20 y 30 minutos al futbol. Si la lesión de X, o el contrato de Y, o el fichaje o la rescisión de Z  son temas de un interés informativo que raya en el absurdo.

image¿Cómo veríamos que se ocuparan los mismos minutos en explicar cómo comprar tal o  cual modelo de la última temporada o cómo conjuntarlo? …, y eso que estamos en una sociedad de consumo… Pero las compras de “trapitos” son algo poco relevante y sin importancia, porque no afecta a la “masa de aficionados” que arrastra el futbol aunque ¿acaso a estos les condiciona la vida, los saca de pobres o es más relevante que alguien pueda decir A o B  o tenga la habilidad de darle patadas a un balón? ¿Por qué nos preocupamos tanto de un deporte-negocio?. Claro, será por eso.

No soy una seguidora ni del futbol ni de la moda, pero me recuerda aquel mensaje que me enviaba un amigo y decía: ” No olvides nunca que sabes leer y escribir gracias a un maestro y no a un futbolista”.

 

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

¿Casas de papel?

Realmente las viviendas son para proteger a las personas de la intemperie, del frío o del calor, de la lluvia y de la intimidad que dentro de cada casa debe ser protegida por los miembros de la familia. Quizás sea la intimidad lo más importante para proteger en la vivienda.

Pero a veces, nos olvidamos de que “los trapos sucios se deben lavar en casa” y los malos modos, los portazos y los gritos traspasan esas paredes finas que en las viviendas de las ciudades son bastante comunes aunque hayamos pagado a precio de oro, porque realmente su calidad de aislamiento no corresponden con lo que prometen ni lo que esperamos.image

A nadie se le escapan las casas antiguas donde los muros protegían de la intemperie, no hacía falto ni el aire acondicionado ni la calefacción, existía un micro-clima que caldeaba toda la vivienda y protegía, de oídos extraños, los problemas de sus habitantes…., pero nos hemos vuelto muy modernos y hemos olvidado que hay que aprender de las viejas casonas.

 

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

Las formas

Antiguamente existía una asignatura que se llamaba Urbanidad. Esta consistía en la forma correcta de relacionarse con las personas, cómo sentarse, cómo dirigir la palabra, etc. A nadie se le escaparía un “tú” por un “usted” cuando entrara a comprar en una tienda, se dirigiera a un cliente o hablara con algún médico, abogado, notario, etc.

Hoy no existe dicha asignatura y casi nadie utiliza el “usted” salvo en contados casos, nos hemos vuelto todos muy “democráticos”, ¿o debería decir “maleducados”? Porque una cosa es el respeto y otra muy diferente es la grosería. Todo esto viene a cuento porque ayer fui testigo de algo que me sorprendió.

Fuimos a tomar café a la terraza de una cafetería con solera, una de mis amigas descubrió que la taza que le ponían estaba sucia y pidió que se la cambiaran. Pasaron más de quince minutos sin que el camarero le llevara la taza limpia y mi amiga, cansada de esperar, se levantó para pedírsela al camarero. Éste, al verla aparecer, con el brazo extendido en alto y en volumen considerable le dijo: “Ya te llevo la taza ahora” (como si le molestara que lo importunara).

imageCon toda la tranquilidad, mi amiga le dijo cuando vino a traernos los cambios de la consumición que “No le había gustado cómo la había tratado porque era una grosería, que no debía llamarla de “tu” (ella es una persona mayor) y que estaba muy molesta por todo ello.”

Creo que, a veces, hay que poner límites a los malos modos. Si tienes un mal día te aguantas, o haces yoga o relajación.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

¿Saber hablar?

Muchas veces utilizamos términos que no se ajustan demasiado a la realidad y estamos perdiendo el significado de las palabras. Consideramos que somos más “guay” si no nos esforzamos en hablar correctamente y vamos, poco a poco, consiguiendo empobrecer nuestro lenguaje y nuestra cultura.

Antes, cuando alguien no sabía expresarse en el idioma de Cervantes o empleaba mal las conjugaciones, si era algún menos o alguien con quien teníamos confianza, llegábamos incluso a corregirle para sacarlo de su error. Hoy en día ¡No se nos ocurrirá! nos tomarían como unos pedantes o incluso se ridiculizara nuestro lenguaje.

caligrafia.jpgPorque con tanto bi- y tri-linguismo, lo que hemos conseguido es una sociedad bi- o tri- inculta donde las preposiciones no tienen coherencia en el contexto de la frase, los tiempos verbales no se conocen o no se utilizan adecuadamente y todo se justifica con un “da igual…, es que me confundo con el XXX”… Vamos. está claro, no tienen idea de un idioma correcto ni del otro.

¿Quién dijo que estábamos avanzando?

 

Publicado en Reflexiones | 4 comentarios

Educación.

Mi afición al futbol no llega más allá de la curiosidad, en algún momento, de preguntar cómo va algún equipo por el que siento más o menos simpatía. Reconozco mi ignorancia y nunca he acudido a un campo de futbol ni distingo los colores de las equiparaciones de los equipos.

Sin embargo, ese deporte o negocio, según se mire, en los últimos tiempos ha pasado a convertirse en una manifestación visceral de la frustración que se ampara en la “Masa” y que saca a relucir las peores tendencias del ser humano.

Cuando leo que se agrede a árbitros, que se insulta a los jugadores o que no se guarda  respeto a instituciones que representan a todo el país, creo que como sociedad, hemos caído muy bajo. ¿qué pensarían si alguien intentara “pitar” el himno de EE.UU. o cualquier otro?. Lo mínimo sería un “correctivo” por parte de las fuerzas del orden del país correspondiente.

Porque la educación y el respeto, eso que escasea tanto en algunos colectivos, deben ser siempre el modo de comportarse ante los demás y ante uno mismo.

Publicado en Comentarios | Deja un comentario