Exigencia.

No me considero una persona estricta en mi trato con los niños, pero es curioso que los padres de estas generaciones, son demasiado permisivos. Tienen miedo a ¿qué? ¿a que fracasen sus hijos? ¿a exigirles trabajo, constancia y esfuerzo? porque tenemos una gente joven que parece olvidarse de que las cosas no se regalan.

Mi pequeña me decía que había sacado un ocho y medio en el examen de Naturales y le dije: ¿Le preguntaste al profesor en qué habías fallado? Asumo que esa nota es buena, pero ella tiene que ver en qué falla para que la próxima vez no le pase.

¿Exigencia? Si, pero es importante que pueda recapacitar y que se de cuenta de que tiene que prestar atención, repasar el examen y no dar por sabido lo que, a veces, ha leído con demasiada prisa.

Creo que es muy importante para sentar las bases de los conocimientos.

Anuncios
Publicado en Dibujos | Deja un comentario

Un Capazo.

Aqui, en Aragón, cuando alguien se encuentra con un conocido y se pone a charlar, se dice que “se ha cogido un capazo”. Así que en los días de vacaciones, cuando la gente sale con más tranquilidad y relajación, siempre encuentras a alguien para “coger ese capazo”.

Es la tertulia relajada, a pié de calle, donde cuanto le propones a la otra persona que tomemos algo, te puede responder: “No, no, si tengo prisa”, pero sigue manteniendo la conversación. Es así…

Es el arte de conversar, algo que nuestra gente joven está olvidando con sus mensajes y sus redes sociales, con sus prisas y, sobretodo, con ese “desacostumbrarse” a hablar los unos con los otros.

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

Piscina y educación

Todos los comportamientos nos reflejan y nos delatan, nada se escapa a una buena observación. Si hablamos a gritos, arrojamos papeles, colillas, o cualquier “cosa que nos sobra”, siempre hay alguien que puede fijarse en ello.

Un recinto que da mucho juego para la observación son las piscinas, especialmente las comunitarias. Si hay niños que chapotean, salpican o juegan con pelotas o flotadores gigantes, nadie les llama la atención (Salvo que haya algún socorrista como autoridad)

Pero lo peor de todo es que no se respeta el espacio personal, te colocan la toalla pegada a la tuya, oyes sus conversaciones telefónicas o las demandas de “quiero merendar”…, “si solo son las 4 y acabas de comer…”, “pero quiero merendaaar…,” así, a gritos, y la madre cede y le da la merienda que mordisquea y luego la tira para seguir salpicando o molestando a los bañistas.

Los hijos que no respetan el espacio personal son el reflejo de la mala educación de los padres…, y como diría el proverbio: “con esos bueyes tenemos que arar”

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

¿Ignorancia?

Como las redes sociales están de moda y todo el mundo hace uso de ellas, a veces te encuentras mensajes de voz de remitentes conocidos pero que dejan mucho que desear en sus términos y su vocabulario.

Creo que no todo vale, que el respeto hay que mantenerlo aunque no le veamos la cara al remitente, porque dice muy poco de aquellos que que te re-envían los mensajes (aunque sean en broma).

Estamos pasando una “ola de calor” con temperaturas superiores a los 40 grados y han muerto algunas personas por esas temperaturas extremas. Los graciosos, se permiten decir “Que no será para tanto”. Si los avisos de la AEMET son de riesgo extremo, creo que no hay que hacer bromas.

Todos conocemos el refrán de “Con mucho calor, abanico, botijo y cobijo”, así que hagamos caso de los consejos de los viejos.

Publicado en Dibujos | 4 comentarios

Bla, bla, bla.

Siempre se dijo que “el que mucho habla, mucho yerra” y cada vez soy más consciente de ese refrán. Un conocido decía que su abuela le repetía: “si Dios hubiera querido que habláramos más que escuchar, tendríamos dos bocas y una oreja”.

Me recuerda que algunas personas son como las tormentas, vienen, descargan su “mercancía” y siguen su camino. Claro que las tormentas pueden ser buenas siempre que no vayan acompañadas de vientos fuertes, inundaciones, etc., y nos dejan el cielo con unos colores increíblemente bellos.

También las hay malas, con pedrisco, fuertes vientos, o destrozos en caminos, algo así como las personas que, cuando ves que llegan, sabes que la crítica, la negatividad y los comentarios poco amables serán su “descarga”. Vamos, como se suele decir: “Me da más miedo XX que una pedregada”. (tormenta con granizo).

Publicado en acuarelas | 4 comentarios

Trashumancia

Se llama trashumancia al proceso de llevar el ganado por rutas o senderos con la compañía de pastores y mayorales. La necesidad de llevar el ganado cuando el calor aumenta y los pastos escasean desde los valles de la llanura hasta los valles pirenaicos tuvo un alto poder económico hasta el siglo XIX en que los rebaños superaban los millares.

En Aragón, los pasos de los caminos para el ganado, se llaman “paso de cabañeras” (en Castilla se llaman cañadas) y suponen una ruta con especial significado porque son más antiguas que las carreteras o autopistas y tienen preferencia de paso a todo tipo de vehículos.

He tenido la oportunidad de ver uno de esos pasos de cabañera por el centro de la ciudad de Huesca, donde a pesar de las construcciones, los coches y las personas, la Policía local les ha facilitado el paso dándoles soporte logístico.

¡¡¡ Bien por las tradiciones y por dejar a nuestros niños la cultura ancestral !!!

Publicado en Comentarios | 8 comentarios

Marina

Los que somos de tierra adentro, siempre nos encanta el mar, esa idea romántica, ese mirar las olas una y otra vez…, una conocida canaria me decía ¿pero que hace la gente ahí mirando el mar horas y horas? Cuando el color del mar cambia (como reflejo del cielo) siempre tiene algún matiz diferente, y cuando yo le hacía notar que estaba verde- turquesa, me decía que “es algún banco de arena el causante de esa variación”.

Para ella, que lo “tenía todos los días” era algo increíble que ese hecho de mirar las olas nos produjera calma o despertara nuestro interés. Porque incluso cuando está embravecido con la furia de sus olas bordeadas de espuma blanca rompiendo contra las rocas, sigue demostrando su belleza y su fuerza.

Hoy el cielo estaba nublado, así que no tenía los colores azules habituales, pero sigue siendo muy hermoso.

Publicado en acuarelas | 8 comentarios