Publicidad

He escuchado a un señor, en perfecto español pero con un fuerte acento francés, decir algo muy obvio pero que se nos olvida muchas veces: “En la publicidad hay dos reglas de oro: No aburrir y no mentir.”

Siento no haber entendido su nombre, si algún bloguero lo conoce o sabe de quien se trata, por favor, me gustaría saber su nombre para reflejarlo en el blog. No quiero que nadie pueda pensar que me atribuyo méritos que no son míos.Juan I. Salmerón

Parece ser que este señor sabía de lo que hablaba con claridad, sin complejos, ni “paños calientes”, añadiendo ejemplos, no de firmas comerciales sino de políticas de marketing o comportamientos erróneos que dañan la credibilidad de los productos y de las personas…,

Decía que en publicidad NO todo vale, que la ética es imprescindible para mantener el prestigio de una marca… ¿acaso nos suena de algo?.

 

 

Publicado en Comentarios | Deja un comentario

Su discurso.

He tardado en escribirlo porque me había hecho reflexionar tanto…

Desde el día 11 de febrero el nuevo Premio Nobel de Literatura 2020, es Abunda Laguna, (que puede parecer una broma pero es su nombre). Es de Tanzania, uno de los países más pobres del mundo, que habla en suahili, su lengua materna, pero que se expresa muy claramente en inglés.

Si alguien no ha leido su discurso, se lo recomiendo porque nos puede sacar “ronchas”. Empieza comentando que los humanos aparecieron por aquellos parajes hace millones de años y con ironía comenta que los actuales humanos blancos rubios y de ojos azules son simplemente “negros desteñidos”.

Cómo expresa el reparto que se realizó con el Tratado de Berlin 1885 entre las potencias occidentales, cómo se les despojó de sus materias primas, cómo se vieron forzados a la esclavitud, cómo se deforestaron sus bosques…, etc. etc.

Es algo que nos debe hacer pensar…,

Publicado en personas | 4 comentarios

Prólogo.

Me gusta leer, es una actividad con la que he tenido que esforzarme en mi día a día porque da pereza (exige esfuerzo, atención y comprensión lingüística y conceptual), más que otras actividades como ver unas imágenes que siempre se reciben de un modo más pasivo.

Pero hay algo que me supera y es que, a veces, los prólogos son tan prolijos, con un lenguaje tan culto rayando en el culteranismo de Góngora (como si el que lo escribió quisiera demostrar que él también saben escribir…) y con tal cantidad de citas y referencias, que llegan a suponer casi el veinte por ciento del texto original del autor. ¿Es a demostración de cultura y ¿acaso pedantería? eso necesaria?.IMG_20190408_232404

Me considero aficionada a la lectura, soy de la que busca la palabra distinta en el diccionario para no quedarme con la duda de si entendí el concepto. Por eso creo necesario reivindicar el lenguaje como medio de comunicación, no solo de lucimiento personal O esa es mi sensación, claro que solamente soy una lectora aficionada…

Hay ensayos escritos con una altísima calidad y profundidad, y con un lenguaje tan claro que hace de la práctica de la lectura un disfrute personal y asequible.

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

Tiempo.

He oído decir que: ” los occidentales tenemos el reloj y los orientales el tiempo” y tal vez no le falte razón a esa expresión porque a veces, nuestra vida es tan acelerada que no nos paramos a respirar, a escucharnos a nosotros mismos, a valorar aquello que realmente es importante.

IMG_1467Es cierto que nos alteramos cuando alguien se toma su tiempo ( que a nosotros nos parece excesivo) para realizar tareas que no resultan demasiado complejas, pero ¿quién mide el valor de ese tiempo subjetivo?, ¿el que vive acelerado…, el que tienen “mil cosas que hacer…,” el que toma la vida con tranquilidad…, el que se para a admirar la luna…?

Una cosa diferente es que alguien juegue con nuestro tiempo, que pretenda decidir por nosotros lo que tenemos o debemos hacer y cuando hacerlo. A veces pasa…, unas veces por ceder a la presión emocional, otras por una “obligación moral difusa”, otras porque nos sentimos obligados socialmente…, y eso es muy frustrante porque “otros” nos han impedido elegir, ejercer nuestra libertad. Han decidido por nosotros que nuestras actividades, aficiones o tareas no son necesarias ni importantes.

 

Publicado en Comentarios | 4 comentarios

Viajar.

Aunque Lucio Anneo Séneca dijera que “por mucho que las personas viajaran, no dejaban de estar con ellas mismas”, no estoy demasiado de acuerdo con el filósofo estoico, claro que yo no soy ni lo uno ni lo otro. Opino que el hecho de viajar, de conocer otros lugares, costumbres y culturas nos enriquece, pero por supuesto, que hay que ir con la mente abierta y dispuestos a dejarnos “ganar” por lo diferente.

Recuerdo una anécdota que escuché hace unos días. Estábamos hablando de la visita a Florencia. “Nosotros no hemos estado en Florencia” me repuso mi amiga. “Sí, el Arno sobre el Ponte Vequio, la Plaza de la Señoría, el David de Miguel Angel (y fui recitando lugares de la ciudad). “Es donde te compraste aquellos calcetines rojos de lana porque tenías frío…”, “Ah, sí, claro, ya me acuerdo …” Vamos, que la anécdota de los calcetines rojos eclipsó todas las bellezas de la ciudad, sus monumentos, su historia…luggage-22901__340

A veces, viajamos para poner el “√” de visto”, “√ “ya está hecho, o porque así podemos poner en nuestras redes sociales las fotografías “yo estuve aquí”…, pero ¿me enteré de dónde estaba, de cómo era su gente, de…? Nos volvemos superficiales y consumidores obsesivos de distancias, viajes, tours y cruceros.

Quizás Séneca tenía razón.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Los detalles.

Siempre se dijo: “Cuida los pequeños detalles, que los grandes se cuidan solos”. Saludar a las personas de un grupo y dejar a alguna sin hacerlo, puede ser un despiste…, pero si no lo es, resulta de mal gusto, o de mala educación salvo que esa o esas personas, nos hayan ofendido de un modo u otro.

imageEstoy en algunos grupos, como muchas otras personas, donde las relaciones son fluidas pero no dejo de sorprenderme que algunas personas, cuando abandonaban el grupo porque pasaban a otro más “avanzado”, pasan de todos nosotros como si fuéramos “apestados”. No es una obligación, pero resultaría un bonito detalle, un comportamiento educado. Uno sí que vino a decirnos adiós. Al darle las gracias por ese detalle comentó. “Es que hemos estado juntos más de dos meses, y ¡qué menos!, hemos compartido dudas y proyectos”. Está claro que esa persona sabe gestionar su tiempo y mostrar empatía.

Hoy mi amiga y yo estábamos sentadas tomando café en una terraza y una tercera persona se ha dirigido a ella a escasos pasos de distancia (ni saludó con un “buenos días”, un gesto, o “un perdón por la interrupción”). Se puso a hablar con ella directamente como si yo no estuviera. Cuando se ha ido he comentado que me había sentido “transparente”.

Mi amiga justificó: “Es que la gente joven es así”. No, repliqué yo: “la gente mal educada es así”.

Publicado en Uncategorized | 8 comentarios

Descaro

Entender las acciones de los demás no es justificarlas ni compartirlas.

A todos nos han llamado a la hora de la sobremesa, cuando estamos descansando, para ofrecernos diferentes artículos y/o servicios. Puedo entender que el trabajo de esas personas de “atención telefónica” a veces, resulte bastante ingrato pero ello no justifica que algunas veces, comiencen con una agresividad y un descaro en su intervención.

  • “Buenas tardes, me puede decir en nombre del titular de la línea”. (me sentí agredida en mi intimidad).
  • “No, ¿quién quiere saberlo y para qué?”
  • “Bueno, soy de XXX, y quiero saber de quién es la linea”.
  • “Dígame usted su nombre y su D.N.I. (le propuse yo)
  • “¿Por qué quiere saberlo?”
  • “Por lo mismo que usted”
  • “No se lo voy a dar
  • ¡¡ Entonces, buenas tardes !! image                                                                                                   No creo que, con tan poca empatía y ese descaro pueda llegar a tener demasiado éxito en su trabajo, claro que nunca se sabe y quizás esa forma de dirigirse a los posibles clientes, le hagan ganar eficacia en sus contactos.
Publicado en Comentarios | Deja un comentario