Refranes.

¡Vamos de refranes! No, no voy a hacer una recopilación de ese saber popular que adorna muchas veces nuestro lenguaje. Reconozco que cada vez de oyen menos y no deja de ser significativo aunque hay profesionales de la enseñanza que invitan a los chicos a leerlos y entenderlos.

Unos son más usuales: “Ande yo caliente y ríase la gente”…, “Por el interés te quiero Inés”, “Burlas de manos, burlas de villanos”…,”Burlas pesadas, nunca sean dadas…, “Al ave de paso, cañazo… y otros menos conocidos: “Al hombre airado, dale de lado”…, ” La alegrías es un tesoro que vale más que el oro…”Al que se hace de miel, las moscas se lo comen”…, “la pereza es la madre de todos los vicios…”,” Pan tierno y leña verde, la casa pierde…”

Bueno dije que no iba a hacer una lista…, pero no me resistí a poner algunos. ¿Cuantos te vienen a la memoria sin usas los archivos? Está claro que tiene razón el refrán: “Mujer refranera, mujer puñetera” así que pido perdón si molesté.

Anuncios
Publicado en Comentarios | 2 comentarios

Tejer

Existen diferentes estilos de enseñanza en que a los alumnos (chicos y chicas) se les facilita el conocimiento de distintas materias (cocina, tejer, creación espacial, etc.) y que no se limitan a los conocimientos memorísticos de los métodos tradicionales.

Si se quiere que los niños estén interesados en esas tareas que hacen que sus habilidades psicomotrices (psicomotricidad gruesa y fina) se afiancen, hay que implantarlas como un juego. Mi pequeña ha empezado ahora la prueba de tejer a punto de media: Una lana gruesa, unas agujas de calceta, una postura cómoda y manos a la obra

Cuando acaba los deberes del colegio es ella misma la que toma las agujas y se pone a tejer, quiere terminar una bufanda para su muñeca…, Yo le digo que es “mi araña doméstica”.

Una señora mayor me decía: “Si sabe coser y guisar, nunca pasará hambre porque tendrás sus propios recursos”.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

Cuentos

Los cuentos, eras pequeñas historias que nos contaron cuando éramos niñas y que recordamos con cariño…, y seguimos contándolas de generación en generación. Mi pequeña no se podía ir a la cama sin su historia y a veces, me pedía un cuento en concreto.

El problema era que yo tenía una imaginación bastante desbordante y que me los inventada la mayoría de las veces. Así que cuando me pedía el de X…, yo no recordaba el cuento y le decía “cómo era lo siguiente, ayúdame a contarlo” porque claro, no podía decir que esas historias eran de mi invención…, eran “un puro cuento”…, pero la atención que ponía en cada detalle del relato compensaba y alimentaba su imaginación.

Quizás habría hecho bien guardando un registro para no olvidarlas…, pero cuando llegaba a casa después de una jornada de reuniones con varias personas, lo último que se me ocurría, era escribir las historias. Quizás por eso soy “una cuentista”.

Publicado en Dibujos | 11 comentarios

¿Mano negra?

A veces tenemos la impresión de que existe una “mano negra” que impide que las cosas salgan bien según nuestros deseos, claro, y buscamos explicaciones del por qué ha pasado. Perdimos el autobús…, se hizo una carrera en una media…, no encontramos aparcamiento…, etc. y decimos “todo nos sale mal”.

Está claro que es nuestra interpretación la que nos hace valorar las cosas como positivas o negativos y aquello que en un momento de buen humos no nos supone ningún problema, de pronto, todo lo magnificamos y lo consideramos como una “ofensa personal hacia nosotros mismos”.

Las hechos suceden, “no me suceden a porque me tienen manía,” hay que evitar pensar de esa manera tan “ombliguista” que nos conduce a pensamientos tan poco lógicos. Parece que no seamos dueños de nuestras propias decisiones y que todo sea un “conjuro negativo” para impedirnos vivir plenamente y con libertad nuestra propia vida.

Publicado en Pinturas | 4 comentarios

Vecinos

En las casas modernas tenemos un pequeño problema, son como si estuvieran hechas de papel y la intimidad brilla casi casi por su ausencia. Da lo mismo que se oiga roncar al vecino, que puedan tener una bronca o que estén con arrumacos amorosos, todo se oye.

Un chiste muy antiguo contaba que : El vecino de arriba tenía por costumbre quitarse los zapatos cuando llegaba a casa a altas horas de la noche (primero uno y luego el otro tirándolos con fuerza) y que el vecino de la planta de abajo le pidió, por favor, que se descalzara con más cuidado porque lo despertaba.

El vecino de arriba se volvió a descalzar ruidosamente y entonces se acordó de la petición de su vecino y colocó el segundo zapato silenciosamente en el suelo. A la mañana siguiente coincidieron en el ascensor y le dijo: “Vecino, esta noche no lo he despertado. “No, me ha dejado despierto toda la noche esperando que tirara el segundo zapato.”

Eso no pasaba en las antiguas casas de piedra había más intimidad.

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

Respeto.

Todo el mundo puede opinar, emitir sus comentarios pero yo creo que dentro de unas normas de respeto y cortesía. Mi pequeña está asombrada porque los adultos no se respetan… ¿qué se puede esperar de futuras generaciones?

Te encuentras en una situación de indefensión cuando las personas emiten insultos porque disponen de un altavoz social (léase redes sociales, micrófonos o programas de televisión, etc.) porque nadie les puede contestar o llevar la contraria y porque así incrementan la audiencia.

Lo chabacano gusta a la gente porque no tienen valor para opinar del mismo modo ya que sus normas sociales ( o su hipocresía) se lo impide.

Publicado en Dibujos | 2 comentarios

Mamá.

Hace mucho que te perdí pero sigues estado ahí. Tu voz en off la sigo escuchando con tus consejos…, con tus llamadas de atención… ¡no hagas…! y me alegra seguir teniéndote a mi lado. La saga continúa y ahí están otras generaciones…

La sociedad ha cambiado mucho, quizás demasiado.

Recuerdo aquella anécdota de cuando cumpliste 80 años. Te llamé para felicitarte porque estaba lejos y me comentaste: “Ay hija, tengo muchos años, parezco una persona mayor.” Ante mi carcajada, te enfadaste, “Hija, no te rías que soy tu madre”.

Contuve la risa como pude y pregunté ¿mamá, por qué dices que pareces una persona mayor? “Porque cuando subo al autobús me dejan sentarme”.

Sí mamá, la sociedad ha cambiado mucho.

Publicado en acuarelas | 6 comentarios