¿ Y ahora?

Pongo la televisión. Veo un programa de esos para “entretener a la audiencia”. Un programa que cuenta los dimes y diretes, los trapos sucios y otras lindezas sobre el personal.

Esos programas que no son de calidad informativa pero que hacen aumentar la audiencia y la cotización de los anuncios. Quizás si hablaran sobre la Era Cuaternaria, las placas tectónicas o la música de cámara no tendrían tantos seguidores.

Está en pantalla una famosilla que se pasea por los platós de televisión contando sus penas, sus amores y sus disgustos. Para ella todo vale con tal de que la cadena de televisión la contrate para que hable, porque será verdad o no, pero ella habla. Así crea la duda , el posible rumor o la exclusiva para alguna revista.

1968-r¿Que ha hecho esa persona en su vida para expresar su opinión sobre todo como si fuera un gran  gurú? Y ahora nos amenaza con que “si no quieren que esté aquí, pues me iré del programa y de la televisión”.

Y, ¿de que va a vivir? ¿Trabajando, de qué? Seguramente el sueldo no será tan sustancioso, ni el horario tan flexible, ni llevará modelitos especiales, pero quizás demuestre sus talentos.

 

 

Publicado en personas | 2 comentarios

Frío y nieve.

Otra vez parece que vuelve el invierno. El frío y la nieve son compañeros, a pesar de que

image algunos grandes almacenes se empeñen en que la primavera está aquí…, y es que el marketing…

Siempre es una buena ocasión para disfrutar del paisaje porque también tiene su belleza, aunque esté un poco desolado.

Hace bueno el refrán de “año de nieves, año de bienes”

¡Feliz vuelta al invierno!

 

 

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Inocencia.

Yo era muy pequeña, muy habladora y muy curiosa, así que siempre estaba alrededor de mi mamá para ver qué guisaba , qué hacía o qué compraba. En aquella época yo no iba al jardín de infancia.

Mi mamá siempre ha sido una magnífica cocinera pero muy poco dada a preparar repostería, decía que “eso no era comida, que era laminaría”. Así que solo de vez en cuando hacía rosquillas con anís y azúcar por encima.

imageYo no perdía detalle y miraba cómo preparaba la masa y cómo ésta se iba espesando poco a poco. La trabajaba con las manos volteándola una y otra vez y me sorprendió que, de pronto, la golpeara, pegándole un par de azotes.

Mamá ¿por qué has hecho eso? y sin esperar su respuesta yo mismo me contesté, “Claro, como tu la has nacido”. Mi lógica infantil no entendió la diferencia entre hacer y nacer.

(Lamín, palabra aragonesa que significa golosina).

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

¿Adultos sin responsabilidades?

En España la mayoría de edad para votar y decidir es a partir de los 18 años. Digo que es a partir de, porque hemos ido haciendo que nuestros muchachos sean cada vez más dependientes y menos adultos.

Se considera que un adulto es la persona que toma decisiones (acertadas o erróneas), esas decisiones que cada día nos van haciendo la persona que somos o que queremos ser y que irá formando nuestro carácter, nuestra actitud ante el mundo y nuestra imagen.

Sin embargo, veo a bastantes jóvenes considerar que la balanza de los derechos y las obligaciones no se ajusta a sus intereses. Solamente el lado ancho “del embudo”. Esa es la parte que ellos desean y exigen recibir y que muchas veces esta generación de adultos demasiado permisivos, les aceptamos.

5-sintomas-que-alertan-la-presencia-de-parasitos-en-tu-cuerpoEse “porque yo lo valgo” está en el día a día de jóvenes que se consideran merecedores de todo, tecnología, viajes,  coches, subvenciones, ayudas económicas (pero conseguir alguna beca NO, que eso requieren un esfuerzo).

Quizás nos estemos equivocando porque el esfuerzo es algo muy sano. (valoramos  aquello que nos cuesta) y nos sitúa como personas adultas de la sociedad.

 

 

Publicado en personas | 15 comentarios

Demasiados frentes.

Hay personas que, cuando quieren hacer alguna tarea, no miden sus fuerzas. Son de ese tipo de personas que planifican ocho o diez tareas que suponen bastantes horas o que requieren recursos “tiempo”, (desplazamientos, ordenar los armarios, preparar una conferencia, hacer una receta que no has practicado todavía, leer, etc.) Les preguntas ¿ esas tareas para cuantos días, para la semana, para el mes? No, no, para hoy.

Yo puedo organizar tareas que sean paralelas en el tiempo por ejemplo: poner la lavadora mientras hago la lista de la compra y oigo música pero no puedo tender la ropa a la vez que planchar porque son tareas secuenciales, es decir, el tiempo impide que se hagan de forma simultánea.

imageBien, el caso es que mi amiga es una maestra en el arte de amontonar tareas, de tener demasiados frentes abiertos y luego se queja de que está muy cansada o de que no tiene tiempo para nada. Empieza una cosa y la deja a medias porque le urge más otra. Su cuarto es una “leonera desordenada”, pero ¡no toques nada, que yo sé lo que tengo en cada sitio!

Creo que ni con un día de 48 horas podría acabar con sus obligaciones diarias. ¿Será que toma demasiadas tareas y trabajos a su cargo y no delega?

 

Publicado en personas | 19 comentarios

Duelo.

imageNos dejó José María, un hombre de paz. No, no se trata del típico ¡Qué bueno era! sino de una realidad.

Siempre discreto, en la sombra, sin hacer ruido. Sus compañeros de trabajo (pese a que llevaba varios años jubilado) le recordaban porque era de esas personas que dejan huella, la mayoría acudieron a su entierro.

En la empresa tenían por costumbre hacer un regalo a aquellos que se casaban, tenían un hijo, etc., para ello recogían dinero. En una ocasión le comentó al jefe. ¿por qué siempre me toca hacerlo a mi? “Porque nadie se puede negar, ya que siempre les haces algún favor , les ayudas, les escuchas…”.

Ese era él. Descanse en paz.

 

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

El significado de las palabras

¿Cuantas palabras pueden tener un significan similar o algo relacionado en nuestro idioma? ¿Y cuántas de ellas usamos a diario? Tal vez nos sorprendería comprobar que pocas o muy pocas. Nos hemos acostumbrado a usar un vocabulario muy reducido quizás por no llamar la atención con nuestro léxico, como si eso fuera una falta, como si tuviéramos que pedir perdón o avergonzarnos.image

Así que me propuse hacer un juego, una pequeña broma. Ya se que “Ni estén todas las que son pero si que son todas las que están” pero podemos seguir jugando…

Según quién nos hable, puede preferir una palabra u otra porque le sea más familiar, porque esté más cercana al lenguaje que utiliza o porque tiene otros matices.

Asi que hice una charada, una sopa de letras, un simple juego para unir unas palabras con otras a través de sus letras creando un camino.

 

 

Publicado en Comentarios | Deja un comentario