Superar una crisis.

imageEn el trabajo tuve un fuerte disgusto, sin motivos objetivos, mi jefe me castigo a un puesto mísero haciéndome viajar seis días a la semana. Aguante el tipo en el trabajo, pero la gente que me conocía, sabía que lo estaba pasando muy mal.

Una persona muy especial y que me quiere mucho se presentó un día con una caja de lapices de acuarela y un blog. “Puedes llevarlo en la maleta y así cuando acabes el trabajo del día, te puedes distraer”.

No se sí fue el cariño que había detrás, mi afición a la pintura, el empeño que puse en usarlo (ya que llevaba el peso…) o la terapia artistica pero ¡funciono!.

Gracias a la amistad, al cariño, salí de aquella CRISIS… Si, con mayúsculas, situación que no se ha vuelto a repetir, pero mi afición a la pintura sigue.

Solo puedo deseamos a quien esto lee, que tengais un amigo que sepa daros ese “empujoncito” en el momento necesario, yo lo tuve.

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

22 comentarios

  1. Claro que sí, Tintero y pincel, todos necesitamos ese empujón, y nadie como la verdadera Amistad puede dártelo. No hay crisis, para quien va hacia adelante con su tintero y su pincel… Un beso.

  2. Esa es la verdadera amistad, la que se demuestra en los momentos difíciles.
    Amigos para tomar cañas hay muchos, pero verdaderos amigos son los que son.
    Me alegro de que haya pasado aquella crisis.
    Un beso.

  3. Afortunada eres, de verdad!
    Tener un amigo al lado que en algunos momentos nos de ese “empujoncito” es igual que tener un tesoro.
    Gracias por tus buenos deseos. Por cierto, con tu permiso, te sigo.
    Abrazo de tarde…

  4. La historia que nos cuentas, es un gran éxito en la vida. Ante la adversidad, sacar las fuerzas para salir adelante y conocernos un poco mejor. A ti te sirvió para descubrir eso que estaba en ti. Que suerte tener ese buen amigo.
    Un abrazo muy fuerte
    Cristina

  5. Esos empujoncitos, siempre son grandiosos… Es como la fuerza de la palanca…
    Me alegro por esa ayuda y resurrección de la crisis que fue, cuando fuera. Bonita entrada.
    Un abrazo. Buen día.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s