Mi ex-jefe

Cuando acaba ya el “Día de la mujer trabajadora” quiero tener un recuerdo lleno de afecto a una persona especial.

Era gentil y amable sin perder un ápice de autoridad, siempre atento pero sabiendo exigir. Era casi perfecto.

En una ocasión me acompaño a hacer unas visitas, habíamos ido con mi coche a una zona un poco alejada y estaba cerrando el maletero. Yo llevaba dos carpetas de tamaño folio, una agenda-libro, un maletín con planos y documentación, un regalo para la persona a la que íbamos a ver, mi bolso…, lo imagináis ¿verdad?

Bien, sin perder un ápice de su educación me dijo:” no le ayudo Maria porque yo habitualmente no la voy a acompañar, lo normal es que usted lo tenga que hacer siempre sola…, tendría que llevar todo eso sin ayuda…, además, piense que si estuviera lloviendo, tambien tendría que llevar un paraguas…”

En aquel momento lo odie con toda mi alma pero tenía razon, me enseño a valerme por mi misma…

¡Gracias Jefe, nunca te olvidare!

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

11 comentarios

  1. Era gentil y amable sin perder un ápice de autoridad, siempre atento pero sabiendo exigir. Era casi perfecto. Me he visto reflejado 😉

  2. Muy bonita semblanza, y efectivamente, aleccionadora, dentro del cariño y cortesia. Todos los jefes no son así y es bonito recordar a los que sí lo fueron. Bs.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s