Lluvia

Llueve desde hace 96 horas, sin prisa pero sin pausa, ese tipo de lluvia que va calando la tierra… Si miro con ojos urbanos NO me gusta la lluvia pero si lo pienso un poco… ¡bendita lluvia! Porque no comemos tornillos, comemos productos de la tierra y esta necesita agua y sol.

Desde mi terraza veo pasar los coches con las luces encendidas aunque sea de día, los charcos, las personas caminando a buen ritmo con sus paraguas que gotean y les mojan la espalda…, a los que “salieron solo un momento” y que están calados, pero se refugian en las fachadas y los patios para tomar aliento y salir corriendo hasta el siguiente refugio… La vida se refugia dentro del hogar.

imageHace unos años, cuando los niños podían jugar con mayor libertad en la calle, los veías chapotear en los charcos, salpicarse, reír y mojarse sin preocupación. Ahora es diferente, tienen que ir a sus actividades extra-escolares, ya no tienen tiempo de jugar.

En esta tierra llueve poco, por eso la lluvia es una bendición que limpia el aire y riega los campos, aunque para algunos sea una molestia que les impone un ritmo diferente en sus rutinas diarias.

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

24 comentarios

  1. Te reconozco que siempre me han gustado mucho más los días de sol, pero últimamente también me gustan los días de lluvia…quizá porque ahora también pienso…bendita lluvia!! que riega los campos, que da ese verdor a las plantas que no se consigue con el agua del grifo y que como bien dices limpia el aire que respiramos. Con el paso del tiempo he aprendido a disfrutar de los días sean como sean, porque al final…todos tienen su encanto 😉 Bonita entrada 🙂

  2. Bello homenaje a esa lluvia que a mi, también, tanto me gusta. me gusta resguardarme en los portales y acordarme de cuando le cogía la mano a mi Madre en busca de protección … la lluvia es bella … la has “dibujado” a la perfección.

  3. Bendita lluvia, sí, aunque por aqui como que en algunas zonas sobraba un poquito…Yo me puse mis catiuscas, las de toda la vida, y pasando por los charcos sin miedo y con gustazo “de crios”. Tan contenta. Besos a las dos.

  4. Este dibujo tuyo da la idea de esos días tristes y sin colores …
    Cuantas veces he deseado la lluvia , por los mismos motivos que tu mencionas , por no aguantar mas después de pocas horas sin sol!
    La lluvia es necesaria y tiene su poesía , pero que tristeza!

  5. Amo la lluvia. Amo las tormentas feroces con truenos que golpean en el interior de nuestro pecho y rayos que iluminan como un sol en plena noche. En alguno de mis diarios hay una entrada donde hablo de ello (creo, incluso, que lo que dije allí lo subí como una entrada a mi blog). Creo que a mucha gente no le gusta la lluvia porque eso hace que deban quedarse dentro, consigo mismos. Creo que mucha gente le teme a eso: a tener que enfrentarse con lo que les devuelve el espejo y para quien tiene una vida vacía (una vida sin arte) eso es terrorífico.
    Todos los días son bellos si unos los mira bien.

    Cariños.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s