Cuento

Cuentan que en una ocasión un hombre iba caminando por la playa hablando con Dios, sentía que estaba a su lado y veía como en la arena quedaban las huellas de dos personas caminando juntas.

Le iba contando su vida y sus dudas, sus problemas y sus penas…, de pronto, se volvió y solamente vio en la arena las huellas de una persona y se sorprendió:

  • “Dios, mi amigo, ¿ya no me escuchas? ¿te has cansado de mi? ¡¡Me has dejado solo!!
  • Entonces escuchó que Dios le decía “¿por qué piensas eso? Estoy contigo”.
  • “pero ya no caminas a mi lado, tus huellas ya no están en la arena junto a las mías”
  • image“No te confundas mi amigo, solamente hay una huellas porque Yo te he tomado sobre mis hombros”.

Esta imagen me recordó el cuento, ¡qué bueno tener unos hombros que puedan llevarte cuando desfalleces!

¡Feliz semana para todos!

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

11 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s