Inocencia.

Yo era muy pequeña, muy habladora y muy curiosa, así que siempre estaba alrededor de mi mamá para ver qué guisaba , qué hacía o qué compraba. En aquella época yo no iba al jardín de infancia.

Mi mamá siempre ha sido una magnífica cocinera pero muy poco dada a preparar repostería, decía que “eso no era comida, que era laminaría”. Así que solo de vez en cuando hacía rosquillas con anís y azúcar por encima.

imageYo no perdía detalle y miraba cómo preparaba la masa y cómo ésta se iba espesando poco a poco. La trabajaba con las manos volteándola una y otra vez y me sorprendió que, de pronto, la golpeara, pegándole un par de azotes.

Mamá ¿por qué has hecho eso? y sin esperar su respuesta yo mismo me contesté, “Claro, como tu la has nacido”. Mi lógica infantil no entendió la diferencia entre hacer y nacer.

(Lamín, palabra aragonesa que significa golosina).

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s