Anécdotas.

A mi mamá siempre le habían gustado las plantas sobre todo, las que daban flores. Teníamos una hermosa terraza y yo la veía arreglarlas quitándoles las hojas secas o cambiándolas de tiestos. En una ocasión compró una hortensia.

Soy la pequeña de cuatro chicas y alguien le comentó a mi mamá que en las casas donde había hortensias, las mocitas no se casaban, ¡qué tonterías! pensó ella, porque la IMG_20200520_040427

Eso llegó a oídos de mis hermanas mayores y en algún momento y “nadie sabe cómo” el tiesto con la hortensia se rompió. ¿sería el viento?. El caso es que la planta se quedó tronchada y no hubo forma de que reviviera con gran pena por parte de mi mamá.

Ella nunca supo quién había sido la autora de la rotura, (yo no, porque era muy pequeña y no entendía de qué iba la cosa) pero a veces, ella todavía recordaba que tenía una hortensia preciosa y que alguien la destrozó.

 

 

Acerca de tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.
Esta entrada fue publicada en acuarelas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Anécdotas.

  1. Me hiciste recordar a mi madre que también le encantaban las plantas… Y las leyendas de cada una de ellas. Muy interesante lectura. Gracias, amiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s