Cuento

Mi amigo me sorprende con frecuencia y hoy lo ha hecho otra vez. Me ha contado un cuento que no conocía o no recordaba y que tiene, como todos los cuentos, su moraleja. Se titula “la luciérnaga y la serpiente”.

Cuentan que un tarde de verano una luciérnaga volaba distraída mientras regresaba a su casa, pero una serpiente hambrienta y aburrida se puso a perseguirla con saña y por poco consigue morderla. La luciérnaga se ocultaba entre las hojas, pero después de tres, agotada y cansada de tanta persecución por parte de la serpiente, decidió dejarse comer pero antes de ello, le dijo a la serpiente: “Persona que te moleste, pero puedo hacerte tres preguntas.”

No es mi costumbre contestar a preguntas, pero como te voy a comer, puedes hacerlas

1.- ¿Tú, te alimentas con luciérnagas?, .No, No, que va.

2.- ¿Yo te hice algún mal? Pues no, ninguno

3.- Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?… la serpiente enrojeció de repente y al no encontrar alguna respuesta lógica dijo: Porque NO soporto verte brillar.

Algunas veces te preguntas por qué te han atacado si tú no has hecho nada malo…, la respuesta es muy sencilla.

Por tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s