Pobres pies

En el hemisferio Norte ya cambio el tiempo, ya no puedes lucir los pies y estos vuelven a su cautiverio o escondite de medias, calcetines, zapatos cerrados, botas… Muchas veces pienso en ellos. Son unos sufridos. Sobre una superficie de veinticinco o treinta centímetros se sostiene todo nuestro peso (setenta u ochenta kilos), nos empeñamos… Sigue leyendo Pobres pies