Palabras

Hay tres cosas que nunca se pueden recuperar: El tiempo pasado, la oportunidad perdida y la palabra dicha. Eso siempre me ha llevado a pensar con que ligereza hablamos los humanos sin ser demasiado conscientes de que nuestras palabras no se pueden borrar, una vez dichas quedan y ya no tienen camino de retorno. Las palabras, el lenguaje en general, es una capacidad humana, solamente humana, cuya función es la Comunicación. Cuando veo como algunas personas cortas de inteligencia y largas en aspiraciones políticas utilizan el lenguaje como vehículo de discriminacion y olvidan que su naturaleza es  entenderse, es comunicarse, No es ignorarse o aislares, me produce, cuando menos, mucha pena. Las palabras dan vida, calor, alegría, compañía, consuelo pero también pueden matar, quitar la esperanza, conducir a la depresión y el desanimo, producirnos tristeza. ¡Con qué alegría hablamos sin pararnos a pensar en el dolor o el sentimiento negativo que nuestras palabras pueden provocar en quien nos escucha!. No me refiero a las palabras que son mal interpretadas, ni a aquellas que van dirigidas a una persona concreta y otra puede oírlas a medias y deducir lo que no se ha dicho. No,  me refiero a aquellas que emitimos con toda seguridad a las personas que queremos que les lleguen y que hieren sus sentimientos, unas veces porque emitimos juicios negativos sin haberlos pensado demasiado, otras porque la ironía las tiñe, otras porque estamos gastando una broma…¡cuidado! Podemos hacer mucho daño con nuestras palabras. Aprendemos otros idiomas para comunicarnos con personas lejanas o de culturas diferentes y nos sentimos muy bien de poder hacerlo, de poder hablar, que nos entiendan y entenderlos. Ponemos gran cuidado en que nuestro mensaje sea claro, no queremos malas interpretaciones, pero con nuestro lenguaje materno es diferente ¿por qué? Por favor, cuidemos ese tesoro que es el Lenguaje sin utilizar las palabras como armas, como alfileres para herir a otros, como dardos envenenados para quedar como más inteligentes o capaces. No olvidemos que las palabras dichas, Nunca vuelven.

Anuncios

Acerca de tinteroypincel

Me gusta la Naturaleza, la literatura, el dibujo, la pintura y los niños. Estar con mis amigos y contar historias, reír y hacer un pocos más fácil la vida a los demás.
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s